¿Cuál es la diferencia entre servicio social y prácticas profesionales?

¿Cuál es la diferencia entre servicio social y prácticas profesionales?

Quienes cursan los últimos semestres (o cuatrimestres, según sea el caso) de su carrera deben realizar el llamado servicio social.

Dicho servicio es uno de los requisitos para obtener el título en universidades tanto públicas como privadas. 

Sí, pese a que en esencia su propósito es retribuir a la sociedad la inversión que ésta realiza en la formación de los jóvenes, motivo por el cual ellos no perciben ningún pago, el servicio social no es exclusivo de las escuelas que se sostienen del presupuesto que les asigna el gobierno.

También las escuelas que perciben sus fondos de parte de los propios estudiantes han incorporado el cumplimiento del servicio social como una condición para que los egresados puedan ostentar un grado.

Servicio Social

El servicio social generalmente conlleva 400 horas de trabajo a lo largo de un periodo de 6 meses. Y puesto que los estudiantes que lo realizan todavía se encuentran activos en la universidad, sólo cubren turnos de medio tiempo.

Asimismo, el servicio social no siempre implica labores relevantes al perfil académico.

Es decir, las funciones que los estudiantes desempeñan a veces tienen poca relación con su área de conocimiento. Sin embargo, en cualquier situación se aprenden cosas nuevas que resultan útiles más adelante, no obstante parezcan ajenas a nosotros en un primer momento.

Prácticas profesionales

Por otro lado, las prácticas profesionales no constituyen una obligación para los estudiantes. Incluso carecen de valor curricular en algunas instituciones.

Pero sin duda reportan una enorme ventaja para quienes deciden inscribirse a un programa; sobre todo si eligen UniBecarios, pues por medio de nosotros efectivamente aplicarán todas las habilidades que adquirieron en la universidad, y por ello las empresas que los aceptan les ofrecen un apoyo económico para sufragar los gastos de sus estudios, de comida y de transporte.

A este apoyo se le denomina ‘beca’; y por ende, los jóvenes que gozan de la misma son becarios.

Por ley, un programa de becarios dura de 3 meses a un año, dependiendo de la empresa. Quizá el monto al que ascienda la beca es módico; pero a fin de cuentas lo principal es que los becarios reciben una capacitación adecuada, conforme a las necesidades concretas de una empresa de su campo.

Además, claro, existe la posibilidad de que las empresas contraten ya como empleados regulares a los jóvenes que se hayan destacado como becarios. Entonces, la iniciativa, seriedad y compromiso es la clave para empezar a desarrollarte. Y UniBecarios es la mejor opción.

Publicaciones Similares