¿Por qué flotan los barcos?
|

¿Por qué flotan los barcos?

La flotabilidad de un cuerpo depende de la cantidad de agua que pueda desalojar. Cuando un objeto se sumerge, su masa desplaza una determinada cantidad de agua y si su peso es mayor al del cuerpo, éste flota y si es menor el objeto se hunde. La flotabilidad se ve afectada por la presencia de sal, la cual hace que los cuerpos floten con mayor facilidad, por eso las personas pueden flotar con facilidad en las aguas del mar Muerto en Israel, la reserva de agua más salada del mundo. Los barcos hechos en acero son muy pesados pero no se van al fondo del océano porque están construidos de manera que desplazan una cantidad de agua mayor a la de su propio peso.

Los barcos pueden alcanzar enormes dimensiones y transportar miles de toneladas de carga. Los ingenieros diseñan cada uno de forma precisa. Todo barco debe ser lo suficiente pesado para hundirse un poco en las aguas o de lo contrario sería inestable y podría volcarse, en este punto se marca una línea como referencia. A medida que el barco es cargado con las mercancías a transportar, va hundiéndose cada vez más en el agua, hasta llegar a la línea de flotación, punto máximo de carga que puede soportar el barco para mantenerse sobre el agua. Si el peso transportado hace que la línea de flotación quede debajo del agua, el barco comienza a hundirse.

unsplash-logoJESHOOTS.COM

Publicaciones Similares