Como organizar tu tema de estudio

El tema de investigación es fundamental a la hora de escribir nuestra tesis. La claridad frente a él es la clave para poder seguir una ruta acertada e incluso para flexibilizar el proceso de investigación.

El problema con el que nos encontramos al principio de nuestra investigación, es que nuestro tema puede ser demasiado amplio o no nos sentimos seguros con él.

Es por eso que quiero ayudarte para que el proceso que implica escribir una investigación no sea una tortura. Incluso puedes llegar a disfrutar de este proceso creativo.

Define un buen tema de investigación para tu tesis

En esta primera entrega te traigo una serie de cuestionamientos que te ayudaran a aclarar tu idea de investigación en una primera fase y si es el caso, evaluarla y replantearla para asegurarte que va a valer la pena.

Este ejercicio lo hice cuando empecé mi investigación para graduarme de mi máster y me ayudo muchísimo, así como espero que te ayude a ti.

Ahora sí, vamos a aclarar nuestro panorama y a empezar a trazar el camino inicial para escribir nuestra investigación.

Preguntas para definir tu tema de investigación

Saca un lápiz y un papel. Empecemos a responder las siguientes preguntas:

¿Qué tema quiero investigar?

Definir cual es el tema de tu investigación puede hacerla un hit o un enredo total. Por eso es tan importante sentarte a pensar y escribir sobre esto con calma.

Aquí debes entrar a describir tu tema y que es lo te interesa hacer o saber de él. Debes tener la capacidad de describir cual es tu objeto de estudio y que quieres hacer con él de una manera concisa y comprendible para cualquier persona. Empezando por ti mismo.

Junto a lo anterior, también debes empezar a delimitar tu tema de investigación. Muchas veces somos demasiado ambiciosos y queremos abarcar un tema que resulta muy amplio.

Así corremos el peligro de perdernos en nuestra propia investigación o abordarlo desde una perspectiva en la que ya ha sido estudiado el tema.

¿Para qué voy a investigar este objeto de estudio?

Luego de sentarte y tener claro que es lo que quieres hacer; las delimitaciones y el enfoque que aplicaras a tu tema. Deberás explicar para qué lo vas a hacer.

Con la respuesta a está pregunta estarás justificando tu investigación. Dentro del esquema de una investigación o proyecto, esto es fundamental. Ya que otros entrarán a evaluar la relevancia de esto dentro de tu ámbito académico para que obtengas tu grado.

Y también podrá garantizar que quieran apoyarte con recursos para realizar el proyecto si estás aplicando a un estímulo o beca.

Concentrate ahora ¿Que uso le vas a dar a este tema de investigación? ¿Para qué haces esta investigación?

Es porque quieres ayudar a entender el cómo o el porqué de algo. Deseas crear una herramienta para resolver un problema específico. O pretendes contribuir al estudio de un fenómeno en particular. También porque quieres añadir una pieza al rompecabezas para lograr entender un tema mucho más amplio.

Todas las opciones anteriores son válidas y dependerán de lo que estás buscando con esta investigación. De este ejercicio pueden surgir varias opciones que responderan esa pregunta y es justo una de esas la que va a construir una buena justificación al momento de escribir este apartado del documento.

¿Quién ha documentado mi tema de investigación?

Para resolver esta pregunta deberás volver a los documentos que encontraste en el punto uno y analizar la información que obtuviste desde una perspectiva más reflexiva para tu investigación:

  • Deberas exponer si existe mucha, poca o nada de información
  • Si son muchos o pocos los autores que han tratado el tema. Haz una lista.
  • En que puntos coinciden los autores sobre tu tema. Enuméralos.
  • Hay suficiente bibliografía sobre tu tema o no.
  • Aunque se han encontrado documentos, lo que se menciona sobre tu tema es nulo. (lLos vacios pueden ser una ventaja para ti)
  • Cuáles son los aspectos importantes que destacan los autores que encontraste.
  • Sobre el tema de tu interés existen documentos de menor tamaño que una tesis o TFM como artículos, pequeñas reseñas o entrevistas.

Analizar los puntos anteriores te va a dar unas bases más firmes para sostener tu estado de la cuestión de la investigación y de ahí agregarle valor a la producción de la investigación que estas pensando.

Y nuevamente, te ayudará a complementar el por qué es tan importante que tu investigación sea llevada a cabo. 

¿Cómo voy a hacer esta investigación?

Cuando planteamos un cómo, estamos definiendo cual va a ser la metodología que utilizaremos para recopilar la información que nos ayudará a alcanzar nuestros objetivos específicos.

Recuerda siempre que los objetivos específicos son las acciones que te llevarán a alcanzar tu objetivo general de investigación de una manera fluida. Dependiendo de tus objetivos podrás escoger el mejor procedimiento para llevarlos a cabo, esa es tu metodología.

Hay dos tipos de metodologías y formás de aplicarlas

Metodología cuantitativa:

Tu resultado sera medible con datos numéricos y llegarás a ellos por medio de la observación y medición de cálculos estadísticos donde detectarás variables o patrones constantes. Este tipo de método se utiliza más que todo para las ciencias naturales.

Metodología cualitativa:

Aquí se encuentran todos los temas u objetos de estudio que no pueden ser convertidos a números. En este caso, se realizan trabajos de campo que incluyen la observación directa de tu objeto de estudio, entrevistas, recolección de información y análisis. Esta es la que funciona con las ciencias sociales y humanidades.

Si suena como enredado y no sabes como aplicar una metodología como la cualitativa que es la que manejo. Te pongo algunos ejemplos de mi campo, que es la música:

  • Si mi objetivo es estudiar la obra de X compositor, mi metodología incluirá catalogación, transcripción y análisis
  • Cuando el objetivo es clasificar las técnicas de estudio de X instrumento, mi metodología será catalogar, clasificar y ordenar.
  • En mi caso el objetivo fue determinar que convirtió un género musical tan representativo de una comunidad determinada, mi metodología incluía entrevistas, revisión de documentos y análisis.

Conclusiones del ejercicio

Si realizaste todos los pasos, ¡Felicitaciones! Sé que implica un gran esfuerzo mental y energético dedicarle un tiempo a esto.

Pero créeme valdrá la pena por tu proceso de investigación que culminará con tu documento final y la defensa del mismo.

Todo está enlazado y si alguna de las partes de la estructura de tu investigación no es sólida se te vendrá abajo en cualquier momento. Por eso es tan importante realizar este sencillo pero poderoso ejercicio de análisis inicial de tu tema u objeto de estudio.

Además puedes estar feliz porque al concluir este ejercicio tienes ya el esquema de lo que será la Introducción de tu Tesis o TFM:

  • Presentación de tu objeto de estudio
  • Justificación
  • Estado de la cuestión
  • Objetivo General
  • Objetivos específicos
  • Metodología

¡Y Ojo! Aquí los jurados saben si la investigación vale la pena, si va a ser fácil de leer, si será aburrida o realmente muy interesante. Nada que hacer, toca ponerse en la tarea.

Todavía nos falta el marco teórico (todos sufrimos con esto), el marco práctico y las conclusiones. Pero de verdad que hasta acá haz avanzado muchísimo.

Espero que esta guía te ayude muchísimo y te deseo buena energía y éxitos en tu proceso de investigación.

 

Articulo escrito por: caminosonoro

Publicaciones Similares